diciembre 12 2017 0Comment

Cómo mejorar la etapa de floración de las plantas

Una de las etapas más sensibles en cualquier cultivo es la etapa de floración, de la cual dependerá la calidad de la cosecha. Para lograr flores abundantes y vigorosas os ofrecemos estos siete consejos. 

¿Qué necesitamos para mejorar la etapa de floración de las plantas?

1. Comienza con una planta sana:

La primera etapa de la vida de una planta es fundamental para establecer una base para crear flores.  Antes de la etapa de floración debe ser identificado y corregido cualquier problema, ya sea debido a nutrición, plagas o medio ambiente.

En la etapa de preadolescencia en la que la planta crece con más vigor, es más fácil que se recupere de cualquier daño. Una planta enferma tendrá problemas para producir flores de calidad en cantidad suficiente. En el caso de cultivos en los que la floración se induce artificialmente, retrasar esta etapa hasta que la planta esté sana es una opción para lograr mayor cantidad de flores.

2.Asegúrate de que las plantas reciben suficiente luz:

Muchas plantas pueden producir follaje en condiciones de escasa luz, pero esto no garantizará una floración abundante en su etapa de floración. Si bien el aumento de la luz puede ocasionar rendimientos decrecientes después de cierto punto, una planta correctamente iluminada florecerá mejor que una con luz insuficiente.

 

3.Controla la temperatura en el cuarto de cultivo:

En cultivos de interior asegúrate de que las temperaturas no sean demasiado altas o bajas, ya que el crecimiento de la planta podría detenerse y reducirse el tamaño de las flores. Un aumento brusco de la temperatura puede hacer que algunos frutales dejen caer sus flores, dificultando así la cosecha y no consiguiendo mejorar la etapa de la floración de tus plantas.

 

4.Fertiliza adecuadamente:

Para mejorar la etapa de floración, el elemento fundamental es el nitrógeno. Una cantidad insuficiente reduciría la floración, pero en algunas plantas como el pimiento un exceso de nitrógeno producirá mucho follaje y pocas flores.

El fósforo es igualmente importante para la etapa de floración, pero en exceso puede inducir estrés. Por ello debes consultar las necesidades específicas de la planta para determinar los niveles de nutrientes apropiados.

También hay aditivos como Flora Exploder de PRO-XL que aceleran y optimizan la floración. Gracias a su composición ideal (fósforo, potasio, partículas de nanoplata, oligoelementos y vitaminas) Flora Exploder proporciona a la planta exactamente lo que necesita en la etapa final del cultivo, además de proveerle de mayor resistencia a las infecciones y a los hongos. Basta con añadir en cada riego de 0,025 l a 0,100 l por cada 100 l de agua durante las 3 o 4 semanas de la floración.

 

En tan solo 7 pasos podemos conseguir mejorar la etapa de floración de las plantas

 

5.Induce la floración antes para una cosecha más temprana:

Para los cultivos al aire libre se pueden cubrir las plantas de cosecha otoñal con una pantalla opaca en un marco durante parte del día, para extender los periodos de oscuridad. De esta forma se puede desencadenar el inicio de la floración antes de lo que lo haría la planta por sus propios medios y así mejorar la etapa de floración de tus plantas.
Con este método muchas plantas que de otro modo no serían aptas para un área determinada, pueden cultivarse incluso con una corta temporada de verano, lo cual es especialmente útil en lugares donde las heladas otoñales comienzan temprano. Así se les puede dar a las plantas suficiente tiempo para que maduren antes de que lleguen las heladas, al mismo tiempo que aprovechan el resto de la luz veraniega en la floración.

 

6.Poda algunas de las flores:

Al eliminar los brotes que tendrían un evidente rendimiento inferior, los recursos que la planta habría invertido en ellos se redistribuirán entre las flores restantes, mejorando así la floración.

Eliminar algunas de las flores de las ramas más bajas mejora la circulación de aire alrededor de la base del tallo central y evita que las flores más pequeñas retengan el potencial de crecimiento.

 

7.Planta más plantas:

Puede parecer una solución obvia, pero a menudo el cultivador inexperto pone demasiada atención en una planta para lograr una máxima floración, pudiendo, con menos energía y recursos, alcanzar el mismo resultado plantando una segunda planta.

Una segunda planta que produce la misma cantidad de flores da el mismo resultado que doblar la cantidad de flores en una sola planta. Si bien esto depende en gran medida de los recursos específicos disponibles para el jardinero, a menudo es el método más astuto para mejorar la producción.